Blog

Xoel López encandila a público y crítica en su último concierto de 2012 en Madrid

  |   Xoel López

Foto: Salvador Fenol

 

Xoel López ofreció el pasado sábado el que fue su último concierto de 2012 en la sala La Rivera de Madrid.

Con puntualidad británica comenzó un show de más de 2 horas en el que además de presentar su último trabajo: “Atlántico” (Esmerarte – 2012), hizo un repaso por algunos de los temas de Deluxe y Lovely Luna, bandas que forman parte de la extensa trayectoria musical del artista gallego.

Xoel volvía así a reencontrarse con el público madrileño cuatro años después de su despedida como Deluxe en la misma sala. Había ganas por ambas partes, y se notó.

Con un directo arrollador en el que destacaron la incorporación de nuevos ritmos y voces femeninas, Xoel afrontó el que ha sido su último concierto del 2012 en nuestro país. En estos momentos se encuentra ya en Argentina, donde reside actualmente para presentar Atlántico en Latinoamérica.

Un hasta luego que seguro el artista aprovechará para seguir investigando y empapándose con experiencias que se convertirán en una nueva bocanada de aire fresco para el pop español.

Aquí podéis ver “De piedras y arena mojada”

Algunas reseñas del concierto de La Riviera:

Alquimia Sonora

Y empiezo a entender el porqué de su éxito, sin olvidar a la gran banda que le acompaña, especialmente a los coros y a los agudos de las féminas del grupo, que le dan ciertos aires psicodélicos y eléctricos a algunas de las canciones, como ocurre con La gran montaña. Espectacular también todo el tema de percusión.
(…)
Sí, creo que ya he entendido porque Xoel López aparece en carteles, webs y festivales. Calidad musical e instrumental tanto en el disco, como en el directo. Felicidades.

Kedin

Dejamos que Xoel se vaya al otro lado del Atlántico, pero sólo porque sabemos que volverá cargado de nuevos y brillantes temas. Así que sólo nos queda despedirle, como él mismo lo hizo anoche con un ‘Adiós corazón’.

Sound is golden

Una larga cola de fans de Xoel López esperaban pacientes a las puertas de la Sala Riviera de Madrid.
(…)
Ha sido, sin duda, uno de los mejores conciertos que ha pasado por la sala Riviera de Madrid. Xoel: que tengas buen viaje a Argentina. Te echaremos de menos.

Apuesta por el Rock and Roll

La verdad es que fue un concierto muy especial, de esos que mientras lo estás viviendo sabes que lo recordarás tiempo después, pues mirabas al público y coreaban cada una de las canciones con una sonrisa en la cara, lo estaban disfrutando y no dejaban de bailar, desde la primera,Caballero, a la última, Adiós corazón; venga, decidme qué hay más bonito que eso.

La Huella Digital

Era el turno de Xoel, el turno de la cordura, de la sinceridad que está fuera de los cánones de la música actual. Pero también de un investigador, de un buscador incombustible, de quien se plantea proyectos imposibles rodeado de música y amigos, o de quien se cuelga solo la guitarra al hombro con la mayor honestidad imaginable.

Live the Roof

Eligió su momento para acercarnos a él como si de una musa se tratara y nos acercó tanto que las distancias dejaron de medirse en metros convirtiéndonos en puros objetos de su hechizo, de ese del que nunca querríamos salir. Y aunque quiso despedirse de nosotros con su Adiós corazón ya nos había atrapado demasiado fuerte. A nadie le importó que nuestros oídos escucharan la última nota y nuestros ojos vieran los movimientos de sus manos anunciando su despedida…todos fuimos contagiados por esa magia, la que él decidió repartir para que nunca olvidáramos como se transforma la noche de un sábado de concierto en una noche imposible de olvidar.

BSide Mag

Podemos afirmar que el sábado estuvimos en uno de los mejores conciertos que un artista español ha dado durante este año en Madrid (…) Sin duda, como dice su canción, es Hombre de ninguna parte, pero nosotros le sentimos tan cerca que le extrañaremos hasta que regrese. Vuelve pronto. Mucha suerte.

Crazyminds

Lo mejor de Xoel, y de los músicos que le acompañan, es que además de disfrutar con lo que hacen, por descontado, no intentan que parezca lo contrario. Ninguna de las personas que había el sábado sobre el escenario estaba ahí por los motivos equivocados. Es decir, nadie trató de demostrar nada. Ellos pusieron la música, y la audiencia trajo consigo las ganas de formar parte de esas historias que ya han convertido en propias.
No hay nada mejor que compartir ciertas cosas con personas que entienden. Habrá más momentos. Ojalá pronto vuelvan a brillar, en la oscuridad del río.