Blog

Xoel López presenta Cometa, segundo adelanto de su álbum nº 14, ya disponible en plataformas digitales

  |   Xoel López

Xoel López estrena hoy Cometa, segundo adelanto de su álbum nº 14: Sueños y Pan. El single ya disponible en plataformas digitales:

 

 

Spotify

Apple Music

Google Play

Deezer

 

Sueños y Pan (Altafonte bajo licencia exclusiva de Esmerarte) se publicará el 17 de noviembre. El disco número 14 en su carrera, que da continuidad a Atlántico (Esmerarte 2012) y Paramales (Esmerarte 2015), se grabó en Madrid y está compuesto por 10 canciones.

 

Y también reservar el álbum digital en iTunes (con descarga de los 2 adelantos: Jaguar y Cometa) y GooglePlay, y en formato CD o vinilo firmado, en El Corte Inglés y FNAC.

 

Sobre Cometa:

 

 

Cometa adelanta parte de la tensión que serpenteará por el nuevo álbum de Xoel López. Con ese particular tacto sintético y juguetón de los ochenta -el que miraba a África sin disimulo y que tan bien recuperó hace unos años Vampire Weekend- el artista habla en pasado. Se trata de una sensación muy concreta pero, a su vez, tan abstracta que toma cuerpo ideal entre metáforas, estribillos y melodías. «Yo fui hijo de todas las madres / y fui huella de todo camino / Fui cometa de todos los cielos / y de todos los sueños perdidos», canta. Justo en ese preciso momento se emprende el vuelo. La guitarra cruje. La electricidad levanta el estribillo. La voz se abre por unos segundos en un semifalsete maravilloso. Y la curva se dibuja finalmente con el temblor exacto. Pura ambrosía para los oídos.   

 

 

Xoel escribe desde ese mismo hogar que su hijo ponía patas arriba en “Jaguar”, el anterior single. Ahora mira «más allá de estas cuatro paredes». Ahí se encuentra el mundo de fuera. El de la aventura y lo desconocido, que tanto frecuentaba antes. El que en el título llama sueños. Sí, ha llegado la madurez. Pero, la de verdad, no aquel simulacro posadolescente teñido de melancolía al que algún día llamamos así. En ese tira y afloja de los sueños y el pan (esto es: la realidad, el alimento, las necesidades básicas, lo tangible…) se encuentra el equilibrio que guiará el disco. Cuando los saxos emergen descarados -¿alguien habló por ahí del “Call me Al” de Paul Simon?- ya has quedado prendado definitivamente.

 

 

“Cometa” se destapa como una joya por sí misma. Lo será aún más dentro del elepé. Además, anuncia otra constante: el nuevo repertorio ha sido compuesto, en su mayoría, dentro en la dinámica de conciertos del artista. Lleva en su ADN el escenario. Ahí crecerá mucho más todavía. En breve lo comprobaremos todos.  Javier Becerra.